Móvil: 615 86 53 92

Informática, telefonía y servicios web en Palamós (Girona)

Sobre impresoras / multifunción

impresoras

 

Antes de nada y para evitar problemas legales, me gustaría decir que este artículo es de elaboración propia, basándome en la experiencia vivida tanto como usuario en un principio y como servicio técnico posteriormente, observando los problemas experimentados por nuestros clientes y que esta es simplemente mi opinión, tan válida como la de cualquier otra persona (fabricantes incluidos), la cual tengo el derecho de expresar, digo esto porque se que a más de un fabricante no le va a hacer mucha gracia este artículo precisamente.

Con este artículo simplemente pretendo orientar un poco a personas que no saben muy bien que tipo, ni marca de impresora escoger.

A la hora de escoger una impresora debemos tener en cuenta lo siguiente.

¿Impresora o multifunción?

Sin lugar a dudas un multifunción, es más, supongo que las impresoras irán desapareciendo. Aunque en ese momento pensemos que con poder imprimir es suficiente, seguro que antes o después tendremos la necesidad de escanear algún documento o hacer una fotocopia, esto con la impresora no nos será posible. Del fax yo personalmente no soy partidario ya que nos limitará a poner la impresora cerca de la conexión telefónica, tendremos otro cable por medio y en 2014 a quien nos pida un fax le podemos preguntar que si está de cachondeo o vive anclado en el siglo pasado.

¿Inyección (cartuchos) o Laser (tonner)?

Tan solo a empresas que impriman gran cantidad de documentos al mes o documentos de muchas hojas, necesitan una laser.

Para uso doméstico de 10 a 100 impresiones mensuales, es mejor una multifunción inkjet.

Para un uso de más de 100 impresiones mensuales, se recomienda una laser ya que una inkjet apenas superaría el año de vida con este ritmo de impresión.

¿Sistema negro+tricolor o sistema de colores independientes?

Personalmente prefiero el sistema de colores independientes, a ser posible solo 4 colores.

Sistemas independientes de 6 u 8 colores únicamente son útiles si imprimimos mucha fotografía, lo cual sale mucho más económico en cualquier tienda de fotografía.

El sistema de dos cartuchos únicamente lo recomiendo para quienes impriman tan poco que tengan miedo a que se seque la tinta.

Con el sistema de dos cartuchos (negro+tricolor), se desperdicia mucha tinta ya que el cartucho tricolor, si es de 15ml, serían 5 amarillo, 5 azul (cian) y 5 rojo (magenta), pero al agotarse uno de los compartimentos, hay que sustituir el cartucho entero aunque los otros dos compartimentos estén prácticamente sin gastar. Además los cartuchos de este sistema suelen ser mucho más caros que los independientes.

En el sistema de 4 colores independientes por el contrario, cuando agotamos un color, tan solo sustituimos ese color y estaremos poniendo 10, 15 o hasta 30 ml de ese color, según el modelo. Además el coste de los 4 cartuchos es inferior incluso a un cartucho del sistema negro+tricolor.

El sistema de colores independientes de 6 u 8 unidades es similar al de 4, pero con un mayor número de cartuchos y por lo tanto un mayor coste, aunque esto es relativo ya que también se gastan más despacio.

Resumiendo podríamos decir que en el sistema de negro+tricolor es frecuente que ambos cartuchos superen los 50€ incluso los 60€ cuando la impresora igual nos ha costado 40€ y el coste de 4 cartuchos independientes estará por debajo de los 20€ en los modelos más económicos y alrededor de los 30€ en cartuchos más caros.

¿Originales o compatibles?

Desde hace varios años las impresoras HP y Canon se actualizaban automáticamente, aun desmarcando las opciones de actualización, para que no pudiéramos usar cartuchos compatibles.

A finales de 2013 Epson se sumó a la fiesta y en 2015 ha sido Brother quien ha actualizado su chip para que los compatibles den fallo, con lo cual, o tienes una impresora antigua o estás jodido y de todas formas, antes o después tendrás que cambiar la impresora y entrarás en su juego.

El día que los fabricantes de coches pongan gasolineras, nos veremos obligados a echar la gasolina en los surtidores de su marca exclusivamente, ningún gobierno les obligará a nada y tendrán que cerrar muchas gasolineras. Esto es ni más ni menos que lo que está pasando aquí, que al final los cuatro grandes fabricantes, HP, Canon, Epson y Brother, tendrán todos los ingresos, tanto por la venta de las máquinas como por la venta de los consumibles, y tendrán que cerrar cientos de empresas que se dedican a la fabricación y venta de consumibles.

Deja un Comentario